Serigrafía directa

Serigrafía directa con tintas plastisol o lacas es el sistema mas común, se utilizan fotolitos y moldes, se puede realizar con máquinas automáticas, semiautomáticas o manuales, consiste en hacer pasar la tinta a través del molde grabado, mediante presión. Una vez realizada la serigrafía se necesitan polimerizar las tintas mediante un túnel de secado, el resultado son colores vivos y solidez al lavado. El resultado final se obtendrá de la calidad de las tintas y el secado, sus costes están pensados para producciones medias/altas, dependiendo del diseño.